Diario emocional

Un diario emocional es un registro personal de las sensaciones, emociones y sentimientos que experimentamos en nuestro día a día. En general, el motivo de iniciar uno de estos diarios suele estar relacionado con un proceso de autoconocimiento y gestión emocional.

Hoy os presento un modelo de diario emocional diseñado en busca de los siguientes Beneficios:

  1. Permite identificar patrones emocionales: facilita la verbalización de nuestras emociones y, con ella, la toma de conciencia de cómo nos sentimos, en un contexto concreto o de forma generalizada.
  2. Favorece la reconstrucción de mapas más amplios sobre nuestra relación con el entorno y nosotros mismos: al comprender en qué circunstancias se desencadenan nuestras emociones, podemos identificar el mensaje que nos quieren transmitir (que también podemos entender como finalidad o para qué de la emoción). Esto nos sirve para mejorar proactivamente nuestra calidad de vida, a través de la implementación de estrategias de gestión emocional.
  3. Es muy útil como entrenamiento empático, ayudándonos a identificar las emociones de los demás. Esto desencadena en una mejoría de otras habilidades y competencias sociales: comunicación, asertividad, liderazgo, etc.

Sigue leyendo

De patrones y paradigmas

En un artículo reciente, hablaba del filósofo de la ciencia Thomas Kuhn y su teoría sobre la evolución y desarrollo de la ciencia.

Kuhn se dio cuenta de que la ciencia no evoluciona de forma lineal o acumulativa, o al menos no todo el tiempo. Lo que él llama “ciencia normal” se asienta en paradigmas aceptados por el grueso de la comunidad científica. Estos paradigmas son presupuestos consensuados que incluyen un núcleo de creencias que conforma una visión de la realidad común. Este sistema se expresa a través de una terminología específica (lenguaje) y una metodología aplicada a la experimentación (comportamientos).

Sin embargo, existen momentos en los que la ciencia evoluciona a tal punto que los paradigmas empiezan a parecer desfasados, hasta el punto de perder su capacidad explicativa. Y estos procesos de crisis científica, se terminan convirtiendo en revoluciones científicas. A partir de estas éstas, se plantean nuevos paradigmas que desafían el paradigma anterior, siendo éstos no sólo incompatibles, sino inconmesurables ya presuponen diferentes versiones de lo que es el mundo y cómo nos relacionamos con él. Sigue leyendo