Cómo definir objetivos

Uno de los elementos más importantes de mi trabajo como coach es ayudar a mis clientes a realizar una correcta definición de sus objetivos. Al científico Albert Einstein se le atribuye la siguiente frase:

“Si tuviera una hora para resolver un problema y mi vida dependiera de la solución, dedicaría los primeros 55 minutos para encontrar la pregunta apropiada. Una vez supiera la pregunta correcta, podría resolver el problema en cinco minutos”

En mi opinión, esto que aplica Einstein a la formulación de la pregunta, y que los filósofos han refinado a lo largo de los siglos, se aplica también a los objetos. El motivo es simple:

  1. Resolver preguntas y trabajar por objetivos, ambos, requieren un esfuerzo, mayor o menor, por nuestra parte.
  2. Si no definimos correctamente la pregunta o el objetivo, podemos derrochar nuestro esfuerzo, dando palos de ciego en la dirección equivocada.

Sigue leyendo