Cómo definir objetivos

Uno de los elementos más importantes de mi trabajo como coach es ayudar a mis clientes a realizar una correcta definición de sus objetivos. Al científico Albert Einstein se le atribuye la siguiente frase:

“Si tuviera una hora para resolver un problema y mi vida dependiera de la solución, dedicaría los primeros 55 minutos para encontrar la pregunta apropiada. Una vez supiera la pregunta correcta, podría resolver el problema en cinco minutos”

En mi opinión, esto que aplica Einstein a la formulación de la pregunta, y que los filósofos han refinado a lo largo de los siglos, se aplica también a los objetos. El motivo es simple:

  1. Resolver preguntas y trabajar por objetivos, ambos, requieren un esfuerzo, mayor o menor, por nuestra parte.
  2. Si no definimos correctamente la pregunta o el objetivo, podemos derrochar nuestro esfuerzo, dando palos de ciego en la dirección equivocada.

Sigue leyendo

Anuncios

Si la vida fuese un negocio, yo sería marinero

223743421_68bf357e6d_z

Durante mi infancia una de mis grandes aspiraciones era hacerme vendedora de helados, pues no se antojaba un modo más sencillo para poder deleitarme con cientos de caras felices a diario. Mi otro gran sueño era hacerme pirata. Soñaba con navegar un velero grande capaz de surcar cualquier mar bravío, cantando con la tripulación en el día y contando las estrellas al llegar la noche, sintiendo el aire en la cara, practicando esgrima en los ratos muertos, trepando y rastreando tesoros ocultos en lugares tan preciosos como peligrosos. De hecho, buena parte de estas ideas las desarrollé gracias a que mi abuelo me hizo creer que Cristóbal Colón era un pirata, para más señas, amigo íntimo suyo; también me contó que viajaban codo con codo en busca de un valiosísimo tesoro en Las Índias cuando descubrieron Las Américas. ¡Cómo me hubiera gustado formar parte de las expediciones que él me aseguraba haber vivido! Sigue leyendo