El péndulo de la asertividad: Agresivos

La asertividad es la habilidad social de comunicar nuestros deseos y defender nuestros derechos sin agredir a los demás ni dejarnos agredir por ellos.  Se trata de un estilo de comunicación en el cual somos capaces de negarnos o pedir lo que necesitamos de forma honesta, amable, directa y flexible . A consecuencia de esto, una persona asertiva es capaz de resolver los conflictos interpersonales en el momento en que se producen.

Recientemente hablamos sobre el arquetipo de pasividad. Hoy explicaré el patrón agresivo. El patrón agresivo nos hace defender nuestros derechos con reactividad. Puede dañar a aquellos con los que nos enfrentamos, empobreciendo nuestras relaciones e incluso afectando a nuestra autoestima.

péndilo de la asertividad

Sigue leyendo

Anuncios

Jugar no es cosa de niños

Mujer jugando. Foto de Zyllan photography licencia cc

Asociamos el juego a la infancia como un derecho inalienable para los niños. Sobre esto conocemos los beneficios que tiene el juego para el desarrollo de:

  • El aprendizaje: potencia habilidades cognitivas (observación, análisis, creatividad, expresión, etc.) y favorece el desarrollo de la inteligencia, así como la búsqueda de conocimiento.
  • La identidad social: contribuye a potenciar habilidades sociales como empatía, asertividad, etc. Además, favorece la conexión con otras personas y ayuda a asimilar identidades grupales.
  • La identidad personal: favorece la autoestima y la confianza.
  • La autonomía: contribuye a que sean más independientes, maduros, capaces de gestionar sus propias emociones y de tomar decisiones.
  • La resiliencia: amplia la tolerancia a la frustración y nos permite ampliar nuestro disfrute, superar límites, afrontar retos, aumentar la bienestar con la vida y optimismo.

Sigue leyendo