Herramienta del Escalador: Definición de objetivos

220px-Valkyrie_(The_Roaches)

Beneficios

  • Aprender, a través de la práctica, a definir nuestras metas correctamente
    (Si quieres saber cómo se define correctamente un objetivo visita este artículo)
  • Ampliar nuestra perspectiva, sobre nosotros mismos, nuestro entorno y plan de vida: esto nos ayuda a ser más objetivos
  • Descubrir qué es lo que queremos realmente, y dentro de esto, qué es más importante para nosotros
  • Averiguar cuál es la acción correcta, es decir, esa acción o esas acciones que día de hoy son más rentables para vivir mejor y ser más felices.
  • Nos insta a dejar de tener excusas para empezar a hacer lo que queremos
  • Hace que el sentimiento de incertidumbre e inseguridad (que suele ser nuestro gran freno) disminuya.
  • Tengamos más ganas, más motivación, incluso en los días en los que nuestro estado de ánimo es más débil.
  • Impide, siempre y cuando hagamos el esfuerzo de tenerlo presente, que perdamos el rumbo

En definitiva, la herramienta del escalador sirve para aprender a construir sueños, pero sobre todo, para ponerlos en movimiento. Cada objetivo que establezcas será para ti un piolet que sostenga tu peso mientras subes esta montaña.

Sigue leyendo

Anuncios

Cómo definir objetivos

Uno de los elementos más importantes de mi trabajo como coach es ayudar a mis clientes a realizar una correcta definición de sus objetivos. Al científico Albert Einstein se le atribuye la siguiente frase:

“Si tuviera una hora para resolver un problema y mi vida dependiera de la solución, dedicaría los primeros 55 minutos para encontrar la pregunta apropiada. Una vez supiera la pregunta correcta, podría resolver el problema en cinco minutos”

En mi opinión, esto que aplica Einstein a la formulación de la pregunta, y que los filósofos han refinado a lo largo de los siglos, se aplica también a los objetos. El motivo es simple:

  1. Resolver preguntas y trabajar por objetivos, ambos, requieren un esfuerzo, mayor o menor, por nuestra parte.
  2. Si no definimos correctamente la pregunta o el objetivo, podemos derrochar nuestro esfuerzo, dando palos de ciego en la dirección equivocada.

Sigue leyendo