El péndulo de la asertividad: Agresivos

La asertividad es la habilidad social de comunicar nuestros deseos y defender nuestros derechos sin agredir a los demás ni dejarnos agredir por ellos.  Se trata de un estilo de comunicación en el cual somos capaces de negarnos o pedir lo que necesitamos de forma honesta, amable, directa y flexible . A consecuencia de esto, una persona asertiva es capaz de resolver los conflictos interpersonales en el momento en que se producen.

Recientemente hablamos sobre el arquetipo de pasividad. Hoy explicaré el patrón agresivo. El patrón agresivo nos hace defender nuestros derechos con reactividad. Puede dañar a aquellos con los que nos enfrentamos, empobreciendo nuestras relaciones e incluso afectando a nuestra autoestima.

péndilo de la asertividad

Sigue leyendo

Anuncios

El péndulo de la asertividad: Pasivos

 pendulo

“La virtud es una disposición voluntaria adquirida, que consiste en un término medio entre dos extremos malos, el uno por exceso y el otro por defecto”
(¡Qué bien me viene aquí mi amigo Aristóteles!)

 

Si tuvieras que situarte en el gráfico, ¿dónde crees que estarías?

Por lo general, solemos evadir nuestra carencia de asertividad culpando a nuestro temperamento, como si se tratase de un inamovible que está ahí para hacernos la vida más difícil. Yo he podido comprobar que esto es mentira. La asertividad se puede y se debe trabajar. Es más, la necesitamos para tener relaciones sanas y para alcanzar objetivos comunes.

 Además, resulta bastante fácil si sabes cómo hacerlo, razón por la cual escribiré un artículo posterior con estrategias muy sencillas que a muchos nos han quitado un enorme peso de encima. No obstante, por hoy, nos limitaremos a observar. Sigue leyendo